Regístrate y consigue un 15% de descuento en tu primer pedido Duo

Consigue un 15% de descuento

Kickstarter

Nuria, médico de familia y su marido Xevi, nos hablan de su experiencia con Wheelzzz®.

Nuria y Xevi, son padres de dos niñas de 5 años y 8 meses. En diciembre les propusimos como a muchas otras familias, probar y validar nuestro producto.

Curiosamente a su primera hija, no le gustaba nada dormirse en el cochecito y ellos mismos reconocen que, cuando les explicamos nuestra invención, era un tanto escépticos.

Sin embargo su experiencia ha sido muy satisfactoria, por eso nos hace especial ilusión. A medida de que su segunda hija crecía, les costaba más dormirla, y fue entonces cuando probaron Wheelzzz®. 

Nuria recuerda muy bien sus primeras veces con wheelzzz®:

Desde el nacimiento, a Isona, como a cualquier bebé, le gustaba mucho el contacto y la mayoría de salidas las hacíamos con mochila porta bebés.

Una de las primeras veces que salimos con cochecito, fue para gestionar los trámites del nacimiento de nuestra segunda hija, en la oficina del Ayuntamiento.

Cuando ya me tocaba el turno, después de hacer más de treinta minutos de espera, tuvimos que salir fuera a pasearla. Isona se empezó a mostrar inquieta y quejosa, y cuando ya había aceptado la derrota, me acordé del wheelzzz®.

Lo coloqué en la rueda trasera y con varios movimientos ligeros hacia adelante y hacia atrás se calmo y se durmió plácidamente, ¡no me lo podía creer! Además, la sensación al empujar el carrito es medio relajante.

A partir de ese momento cogí confianza y empezamos a hacer algunas salidas más con cochecito. Tenía la "solución" para los momentos en que no me podía mover, como esperando en las tiendas para pagar.

Recuerdo un día en el que, ya saliendo de casa, Isona lloraba sin parar. Coloqué el wheelzzz® y se durmió. Yo la veía tan tranquila que no me atreví a 'sacar' el Wheelzzz®. Seguimos todo el camino hasta la escuela con la tira puesta."

Xevi, el padre nos cuenta una de muchas otras situaciones:

"Habíamos salido con el cochecito. Isona estuvo despierta todo el tiempo y quejándose, pero nos habíamos olvidado el wheelzzz® en casa. Cuando llegamos, lo coloque y ... se durmió y descansó durante un buen rato ¡en el mismo cochecito!

Nuestra experiencia con el Wheelzzz® ha sido muy positiva. Pero las "primeras veces" han sido las que se nos han quedado grabadas. Ver a nuestra hija dormir tranquilamente en el cochecito no solo la tranquilizaba a ella, sino que además nos daba descanso y tranquilidad a nosotros.

 

Nos podéis enviar vuestros comentarios y preguntas en los canales oficiales:

 

         

        También os podéis suscribir en nuestra newsletter para recibir novedades,

        También te podría interesar

        Wheelzzz®: Un viejo truco de una abuela Gallega, reinventado.

        Dejar un comentario

        Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

        Spanish
        ES